Esta es la manera de utilizar el limón en la casa para deshacerte del dolor de rodillas

Remedios Naturales 1616 Visitas

Sabías que las molestias corporales pueden llegar a ser sumamente comunes en las personas, ya sea por un estilo de vida bastante agitado o también por factores de salud que han ignorado con el pasar de los años, por ejemplo, los dolores articulares y de rodillas.

Por lo que son muchos los que asocian este tipo de dolores con la vejez y en vez de enfrentarlos y combatirlos, los dejan pasar hasta que el daño es realmente irreparable. Por lo general, los médicos realizan intervenciones quirúrgicas para curar el mal, pero también tienes la opción de emplear trucos caseros.

La medicina natural ha tomado mucha fuerza durante los últimos años y no es para menos, después de todo, sus resultados son óptimos y mejoran el estado de la salud a nivel general. Para acabar con los molestos dolores de rodillas, puedes emplear un tratamiento natural a base de limón y aceite de sésamo, los cuales eliminan la inflamación y quitan el dolor en pocos lapsos de tiempo.

Modo de empleo del tratamiento casero con Limón y aceite de sésamo

Para esto necesitarás de dos limones frescos y un bote pequeño de aceite de sésamo. Toma una toalla fina y humedécela con el aceite de sésamo sin llegar a empaparla demasiado. Luego, corta los limones en trozos pequeños, los colocas en la zona afectada y envuelves rápidamente con el paño. Tienes que dejar que la medicina actúe por media hora o 40 minutos aproximadamente para posteriormente retirarlo y lavar el área con abundante agua.

Es muy importante Procurar repetir estos pasos dos veces al día por un mes para eliminar la dolencia por completo, pues tomando en cuenta todos los nutrientes que le proporcionas al cuerpo, tu salud va a mejorar a nivel general de manera satisfactoria.

Propiedades medicinales de los ingredientes empleados en la receta

Limón

Es bien conocido por ser un cítrico rico en vitamina C, pero también tiene en su composición vitaminas del grupo B, E, calcio, hierro, magnesio, propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y analgésicas.

Son estos componentes los que logran la reducción de la inflamación corporal y acaban con el dolor muscular y articular. Además, al tener contacto directo con la piel, nutren la dermis y le proporcionan los nutrientes necesarios para ralentizar el envejecimiento.

Aceite de sésamo

Posee ácidos grasos omega 3, vitamina E, calcio, magnesio, antioxidantes y propiedades antiinflamatorias capaces de curar la artritis, tendinitis, reumas, dolores de oído, malestares musculares y articulares, prevenir el envejecimiento y acabar con los problemas nerviosos. Por otro lado, es un gran aliado para los huesos debido a sus grandes cantidades de calcio. Es conocido como el aceite de las mujeres porque cura prácticamente todas las molestias femeninas en el ciclo menstrual.

Si tienes problemas de este tipo, no dudes en llevar a cabo esta receta de la medicina natural para acabar con ese y todos los malestares corporales que te estén perjudicando demasiado.

Compartir

Comentarios